Todos los libros de mi embarazo

Creo que ya he contado que leí mucho durante mi embarazo. Según iba pasando por las diferentes etapas de gestación, me iban preocupando diferentes temas, y a todos intentaba dar respuesta a través de los libros.

Necesitaba sentirme fuerte, empoderada. Necesitaba entender muchas cosas para entenderme a mí misma. Y en los libros encontré ese refugio, ese momento para mí, para conectar con el pequeño ser que crecía en mi barriga y al que sentía que durante mi larga jornada laboral no le dedicaba el tiempo que se merecía.

Los ratos de lectura eran nuestros. Recuerdo que nunca tuve tanto las lágrimas a flor de piel. Ni los miedos. Cualquier referencia a una pérdida gestacional me revolvía durante horas. Cualquier mención a un parto complicado me hacía sentirme tan insegura como asustada.

En este post, quiero hacer un recorrido por mi embarazo siguiendo todas las lecturas que hice en su momento. ¿Me acompañas en este viaje?

Primera parada: ¡estoy embarazada!

El primer libro que leí cuando vi el positivo en el test de embarazo fue un clásico entre los clásicos. Ya lo tenía preparado en mi e-book de antes y creo que, literalmente, tardé menos de 24 horas en ponerme a leerlo. Sí, cuando me obsesiono con algo no hay quién me frene… 🤭

«Mamá come sano», de Julio Basulto

Mamá come sano, de Julio Basulto

«Mamá come sano», de Julio Basulto (@juliobasulto_dn en Instagram). ¿Lo conocéis? Habla de la nutrición enfocada a la mamá gestante y lactante. Qué alimentos son buenos para nosotras, cuáles no y con cuáles deberíamos tener mucho cuidado. Fue bastante esclarecedor a la vez que tranquilizador. A riesgo de hacer spoiler: una buena alimentación en el embarazo no dista mucho de una buena alimentación en general. Eso sí, conviene tener algunos aspectos en cuenta y Basulto los recoge todos en su libro.

No es un libro muy extenso, así que enseguida lo terminé y me hizo falta otra nueva ocupación en aquellos primeros meses de embarazo. No sé si os pasó a vosotras, pero a mí que, por suerte, tuve un embarazo muy fácil, con muy pocos síntomas y sin complicaciones, me costaba mucho terminar de creerme que estaba embarazada.

A falta de la regla, que sin duda es el síntoma clave, y alguna que otra náusea matutina, hacía vida normal y cuando de repente me paraba y me recordaba que tenía dentro de mí a un garbancín que multiplicaba día a día su tamaño, me costaba creerlo.

«Voy a ser mamá, ¿y ahora qué?», de Sofía Fournier

En esas estaba cuando decidí acercarme una tarde hasta la Casa del Libro. Quería perderme entre sus estanterías, buscar y rebuscar algún título que me ayudara a conectar con mi embarazo. Después de hacer montañas con los libros interesantes que iba encontrando y de ojear multitud de contraportadas, di en el clavo: «Voy a ser mamá, ¿y ahora qué», de la Dra. Sofía Fournier. Enseguida lo tuve claro y ese libro se vino conmigo para casa.

Voy a ser mamá, ¿y ahora qué?, de la Dra. Sofía Fournier

Sofía Fournier (@unamamiquesemima en Instagram) es ginecóloga y madre y en este libro hizo una recapitulación de toda la información que una embarazada debería tener a mano en las distintas fases de su gestación. Recuerdo que me lo leí entero antes de terminar el primer trimestre y después, cuando la tan señalada fecha de parto se acercaba, lo recuperé y volví a releer las páginas finales, que quería tener bien frescas.

En ese libro leí por primera vez una de las frases que más marcaron mi embarazo:

El parto es la única cita a ciegas en la que sabes que conocerás al amor de tu vida

Segunda parada: la lactancia

Una vez establecido e interiorizado el embarazo, en mi cabeza saltó otra preocupación. ¿Cómo alimentaría a mi hijo? ¿Le daría el pecho? ¿Podría hacerlo? Había oído tantas veces lo importantísimo que era y, a la vez, había oído tantas historias sobre mujeres que no habían podido con ello que necesité saberlo todo para estar bien preparada.

Luego, la vida no siempre sale como uno quiere, y aunque ya he hablado alguna vez de mi gran tropiezo con la lactancia, sin duda, saber que hice todo lo que estuvo en mi mano, ya incluso desde antes de nacer Gabriel, me ayudó a sentirme menos culpable cuando asumí que yo tampoco podía con ello.

En fin, no quiero desviarme del tema. Estaría de unos cuatro meses cuando empecé a darle vueltas a la lactancia y, como no podía ser de otra manera, cayeron en mis manos otros dos clásicos.

«Un regalo para toda la vida», de Carlos González

Un regalo para toda la vida, de Carlos González

El primero: «Un regalo para toda la vida», de Carlos González (@carlosgonzalezpediatra en Instagram). Una lectura deliciosa de la experiencia maravillosa que supone la lactancia tanto para la madre como para el bebé. No sólo es alimento, también es apego, calor, seguridad… y sobre todo ello reflexiona este pediatra en su libro.

Si me permitís la digresión, desde el punto de vista de una madre que lo ha peleado todo y no ha podido con ello, creo que este libro idealiza en cierta medida la lactancia. No siempre sale todo bien, no siempre es tan fácil como ponerse al crío al pecho y ya. No sólo es cuestión de querer.

La lactancia se puede complicar. Los pezones pueden sufrir el mucho, el bebé puede no saber colocarse y succionar bien. La leche puede tardar en subir. O puede ir todo bien y que luego se tuerza.

Somos la leche, de Alba Padró

Somos la leche, de Alba Padró

Hay mil variantes, y todas las recoge Alba Padró (@albapadibclc en Instagram) en su libro «Somos la leche», que para mí es una Biblia de la lactancia moderna. Este libro me acompañó noche y día durante mi travesía por el desierto. Consulté cada síntoma, cada dolor, y para todo encontré una solución. También para el destete.

Tercera parada: el parto

Ya tenía más que establecido el embarazo, ya sabía que pelearía todo lo que pudiera por darle el pecho, ya sólo me quedaba una cosa: traerlo a este mundo. ¡Casi nada!

Seguro que como a tantas otras mujeres, conforme avanzaba el embarazo más crecía mi preocupación por el parto. Sentía cómo se acercaba aquel momento, aquel que temía y deseaba por igual. Sería el momento de conocer a Gabriel, pero también el de mayor exigencia física y mental de mi vida.

Hace un año por estas fechas, aproveché el Black Friday para hacerme con dos libros sobre parto. De nuevo, volví a perderme entre las estanterías de la Casa del Libro. Ojeé varios títulos mientras consultaba opiniones a través de mi móvil.

Parir, de Ibone Olza

Después de un rato, me decidí por «Parir, el poder del parto», de Ibone Olza (@iboneolza en Instagram). Como ella misma dice, es un ensayo sobre la experiencia más vital por la que pueda pasar una mujer desde el punto de vista de ella y del bebé.

Parir, de Ibone Olza

Este libro me sirvió para comprender hasta qué punto alcanza la violencia obstetricia, hasta qué punto juegan con nosotras sin tener en cuenta nuestra opinión, sin respetarnos. Me sirvió para empoderarme, para entender que yo también me podría plantar si las cosas no se estaban haciendo como yo quería.

«Hipnoparto», de Carmen Moreno

Este libro lo completé con el de «Hipnoparto, preparación para un parto positivo», de Carmen Moreno (@partopositivo en Instagram). Reconozco que lo compré porque me llamó mucho la atención el tema y quise saber más sobre aquello del «hypnobirthing» que empezaba a llegar a España.

Hipnoparto, de Carmen Moreno

Me gustó tanto el planteamiento de esta corriente y la forma en que Carmen lo contaba, que no sólo tuve este libro de referencia durante el resto de mi embarazo, sino que también hice su curso online.

Estaría embarazada de unos siete meses cuando me animé con su curso. Empecé a verlo yo sola, pero se daban tantas referencias para los acompañantes, que terminamos viéndolo juntos mi marido y yo.

Creo que eso fue lo mejor que saqué de este libro. Esas noches de informarnos juntos, de compartir todo lo que estaba por llegar. Después llegó el parto y, bueno, digamos que me dejé arrastrar. Mi cabeza no fue capaz de pararse y aplicar todo lo aprendido, pero esa es otra historia.

Y tú, ¿sacaste tiempo para leer en tu embarazo? ¿Qué libros te marcaron? ¡Te leo en comentarios! 👇

Nacer en tiempos del coronavirus también en redes sociales - Facebooktwitterinstagram
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *