BLW: libros y otros recursos para principiantes como yo

Cuando asumí y acepté que no le podría dar el pecho a mi hijo, me reconforté sabiendo que sería solo un pequeño bache en un camino larguísimo -el de la alimentación infantil- en el que yo aún tenía mucho que aportar. Desde entonces, Gabriel ha crecido rápido, como una bala, haciéndonos felices a todos los que le rodeamos, y ha cumplido los seis meses casi sin que nos diéramos cuenta.

Hace unas semanas, en torno a los cinco meses, empezamos con los purés y las papillas. Siempre tuve claro que quería hacer Baby-Led-Weaning con él, pero si algo me enseñó mi tropiezo con la lactancia materna es que debemos gestionar bien las expectativas. Por eso, quise empezar con lo fácil. Comida triturada, sencilla de tragar, sin sustos. El único objetivo: que Gabriel se fuera exponiendo a nuevos sabores y se fuera sintiendo parte de la familia también a la hora de las comidas. Nada más.

Y funcionó. Y ya estamos en el siguiente paso. La comida a mordisquitos. Porque seamos claros, el BLW no significa ponerle a tu hijo el mismo plato de comida que te comerías tú y quedarte tan tranquila. No. El BLW requiere tiempo, formación, paciencia y ganas. Muchas ganas. Requiere asumir malas caras en tu entorno y que la cocina quedará asquerosa tras cada asalto. Pero el BLW, al menos en estos primeros días de experimento, también apunta a convertirse en un viaje precioso que, desde luego, no me quiero perder.

En este proceso inicial, consulté multitud de fuentes que me ayudaran a sentirme preparada cuando llegara el momento. ¿Qué alimentos priorizar? ¿Cómo presentárselos a mi bebé? ¿Y si se atraganta? En este post, recojo los que me han sido de más utilidad. ¡Espero que te sirvan a ti también!

Libros

Sin dientes y a bocados, de Juan Llorca en colaboración con Melisa Gómez. Contiene multitud de recetas y algunos consejos interesantes, pero sin duda se queda flojo si no sabes nada de BLW. Quizás por eso se animaron a completar la información con el curso que acaban de lanzar (del que te hablo más adelante).

Mi niño come de todo, de Begoña Prats. De nuevo, otra recopilación interesante de recetas para integrar el BLW en la familia. Aporta algo más de contenido teórico sobre el método y puede ser un recurso bastante completo para comenzar.

Se me hace bola, de Julio Basulto. Obviando las 30 páginas en las que te hace sentir la peor madre del mundo si no has querido o podido dar el pecho, el libro está bien. Aporta información basada en evidencia científica sobre qué darle y no darle a nuestro hijo en las diferentes etapas de la alimentación infantil. No incluye recetas, pero es muy completo a nivel teórico, no sólo para el BLW sino sobre todo para aprender a gestionar la psicología en casa cuando nos encontramos con un niño que no quiere comer ciertas cosas.

¿Qué le doy de comer?, de Aitor Sánchez y Lucía Martínez. Abarca mucho más allá del BLW: se detiene a analizar la comida de los comedores escolares, además de ofrecer multitud de consejos para elaborar nuestros propios menús en casa. También recoge posibles enfermedades relacionadas con la alimentación (celiaquía, diabetes…) y dedica un capítulo a la educación alimentaria.

Aprender a comer solo, de Lidia Folgar. Lo reconozco: este libro no lo he leído, pero he visto tantas opiniones positivas hacia él de otros expertos de BLW que me ha parecido muy injusto no incluirlo. Creo que es una guía muy completa y enfocada a este método de alimentación. Personalmente, tengo tanto material sobre BLW que no me da para más, pero si tuviera que elegir una nueva compra, sería este libro.

Cursos

Si hay una recomendación que prima sobre el resto a la hora de enfrentarnos al BLW es que, antes de nada, hagamos un curso de primeros auxilios. Es muy necesario, sobre todo para nuestra tranquilidad, porque las toses y las arcadas son más que habituales cuando empezamos con el BLW y, no hace falta que lo diga, asustan bastante cuando empezamos.

En mi caso, me decidí por el que imparte la Dra. Anna Estapé en la Escuela de BLW. Me costó 29 euros y te da acceso a la clase en directo, a una grabación durante los tres meses siguientes y a poder descargarte todas las diapositivas. Abarca alergias y atragantamientos de una forma bastante completa. A mí me ha servido para sentirme más tranquila y preparada. Os dejo el enlace a sus cursos para familias.

Además de ese curso, que me parece esencial, también es bastante recomendable hacer otro ya enfocado en el BLW. Hace unos días, Juan Llorca y Melisa Gómez -dos influencers de todo este tema- hicieron el lanzamiento de su curso Su primer bocado y aproveché la oferta inicial para inscribirme. Todavía estoy haciéndolo, pero es muy completo (tanto que no me habría hecho falta hacer el curso de primeros auxilios por separado porque también lo incluyen ellos). Aporta información teórica, práctica y multitud de recetas. Yo ya me he animado con un par y han sido un éxito total.

Otros recursos gratuitos

Aunque tengo muy claro que merece la pena invertir un poco de dinero en estar bien formados sobre BLW, también es cierto que existen infinidad de recursos gratuitos que pueden convertirse en una ayuda esencial para iniciarnos en la alimentación complementaria con nuestros peques. Aquí os dejo los que más me han gustado.

Y hasta aquí mi primer post sobre BLW. Si te ha gustado, comparte para poder llegar a más gente. Y si quieres que siga escribiendo sobre este tema, házmelo saber en comentarios 😊

¡Gracias por leerme!

"Nacer en tiempos del coronavirus" también en Instagram - instagram
8 replies on “ BLW: libros y otros recursos para principiantes como yo ”
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *